Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

La jueza ordena a 'El Yoyas' abandonar Gran Canaria por coacciones, maltrato, amenazas y vejaciones a su mujer

MASPALOMAS AHORA
12 de enero 2018
Guardar en Mis Noticias Enviar por email

El exconcursante del programa televisivo Gran Hermano conocido como El Yoyas, Carlos Navarro, deberá abandonar Gran Canaria por orden judicial tras haber  sido detenido este jueves por supuestos malos tratos a su pareja, la canaria Fayna Bethencourt, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

En una vista celebrada este jueves en los juzgados de Telde, el investigado llamó "feminista y odia-hombres" a la magistrada Virginia Peña y amenazó en cuatro ocasiones a la actual pareja de su esposa ante un tribunal en el que solo había mujeres: además de la jueza, la fiscal y dos abogadas. A pesar de la tensión generada por Navarro, que mostraba una actitud agitada, la magistrada se mostró paciente ante esas faltas de respeto y decidió no deducir testimonio por delito contra la autoridad.

Los hechos por los que es investigado El Yoyas se produjeron durante la noche del miércoles en la vivienda de Fayna Bethencourt, ubicada en el municipio de Agüimes. La Guardia Civil informó entonces de que Navarro había sido detenido tras la denuncia interpuesta por su compañera sentimental y que se encontraba acusado de un supuesto delito de coacciones en el ámbito familiar, por lo que había pasado la noche en la Comisaría de Vecindario. 

El Yoyas y Fayna Bethencourt iniciaron su relación ante las cámaras del conocido programa, del que el primero fue expulsado tras protagonizar un incidente y quedar en tela de juicio un presunto maltrato hacia su pareja. 

Sin embargo, ambos siguieron juntos alejados del foco mediático - aunque él siguió colaborando en diversos programas de televisión - y formaron una familia con dos hijos menores en común de la que poco había trascendido en los medios de comunicación hasta este jueves. 

Coacciones, maltrato, amenazas y vejaciones

Según informa el TSJC en un comunicado, la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Telde , Virginia Peña, con competencias en materia de Violencia sobre la Mujer, ha acordado la puesta en libertad provisional de Carlos Navarro como presunto autor de delitos de coacciones en el ámbito familiar, maltrato, amenazas y vejaciones injustas sobre la que todavía es su mujer.

La representante del Ministerio Fiscal ha solicitado la transformación de las diligencias urgentes incoadas contra Navarro en diligencias previas a un proceso penal formal, ya que el investigado no aceptó conformarse con la totalidad de los cargos en un juicio rápido que se celebró en la sede judicial, con la asistencia de la acusación pública y de un abogado defensor.

Navarro sólo reconoció haber amenazado a su esposa, pero no ha aceptado autoría alguna en el resto de los cargos.

La instructora, tras varias horas tomándole declaración, ha acordado medidas penales y civiles, estas últimas de protección sobre los hijos de la pareja. Así, se le prohíbe de forma cautelar comunicarse o acercarse a su pareja y a sus hijos, y se le impide igualmente que, mientras esté en efecto la prevención, resida en Gran Canaria, o acuda a la isla de forma esporádica.

El Ministerio Fiscal también interesó que Fayna Bethencourt y los hijos de ambos sean reconocidos por peritos psicólogos forenses, petición que fue aceptada por la magistrada.

La instructora ha decidido que la madre de los dos niños mantenga la guarda y custodia de los menores, pero que la patria potestad se mantenga compartida. Sin embargo, el régimen de visitas de Navarro a sus hijos ha quedado suspendido.

El presunto maltratador tendrá que pasarle a su mujer una pensión de 100 euros por cada hijo hasta que esta medida no sea modificada por orden judicial.

La incoación de diligencias previas puede desembocar en un procedimiento penal formal que acabaría juzgándose en los próximos meses ante un Juzgado de lo Penal de Las Palmas si las acusaciones piden menos de cinco años de cárcel o ante la Audiencia Provincial, si la pena interesada superara esta barrera.

Acceda para comentar como usuario
Deje su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la de Maspalomas Ahora
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Maspalomas Ahora • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Google+