Lunes, 21 de agosto de 2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

¿Saturación en Gran Canaria?

TOM SMULDERS
Lunes, 7 de agosto de 2017
Guardar en Mis Noticias Enviar por email

La respuesta es que no, en absoluto. ¿Hay turismofobia? Tampoco. El respeto al turista en Canarias se encuentra en el ADN de la mayoría de los canarios. Hará falta disciplina y, sobre todo, evitar mensajes equivocados populistas para desinformar.

Nuestro espacio específico para el turismo por excelencia desde décadas está muy limitado por su ordenación geográfica y su legislación. En este sentido, tenemos el problema inverso a destinos como Barcelona. Hay que recordar que después de abrir la puerta al turismo, Las Palmas de Gran Canaria, ha sido la misma población canaria quien creó la industria turística sureña.

Este modelo se ha profesionalizado, diversificado, da trabajo y nutre su economía de forma consolidada, pero se ha puesto delimitaciones claras al espacio.

El territorio canario es muy amplio y diverso en espacio de interés turístico con sus playas, montañas, pueblos de interior, y la gran ciudad con su patrimonio cultural y histórico.

Los turistas llegan de forma prevista y organizada, y en su mayoría con la idea de "introducirse" en nuestro amplio y diverso modelo turístico creado para ello.

No vienen a invadir la zona residencial. Los turistas que se dispersan durante su estancia, lo hacen para regresar a su alojamiento, donde disponen de piscina y un espacio amplio adecuado para su bienestar.

La residencialización sin embargo se nos impuso de manera legal como una actividad atípica en el uso de unos espacios alojativos, que a su vez forman parte de un gran conjunto indiviso para el uso turístico. Tendremos que ser armoniosos en la recién creada obligatoria convivencia.

Aquí un turista debe percibir la sensación de que se le trata con el debido respeto y sobre todo desde el momento que llegue a su elegido hogar de vacaciones. Nuestra economía y el empleo depende aún del tradicional modelo servicial que nos distingue.

La masiva invasión turística como lo perciben los "residentes barceloneses" justifica su temor de perder su calidad de vida. Es decir: la intimidad, el espacio que les rodea, en la calidad del modelo armonioso residencial, por la especulación sobre el valor de que también es su vivienda, sin tener opción a una alternativa a un precio razonable en la cercanía del lugar elegido.

El alquiler vacacional viene al caso

El mal sentir de la población residencial empieza a manifestarse en alguna zona capitalina como Guanarteme, que se ha convertido en una zona semi industrial y residencial, en un barrio dinámico y rejuvenecido con creciente posibilidad al uso turístico donde se puede practicar surfing, disfrutar de la restauración, ocio y cultural, y que está en segunda línea de Las Canteras; que a su vez es de nuevo la primera línea de playa ciudad y casi única en el mundo, que ya se ha reconvertido en una atracción turística internacional.

En ambas zonas el valor de la vivienda tradicional ha subido "y los posibles ingresos van a la parar a la reconversión en vivienda vacacional". Por su alta atracción turística y el precio al alza, no es probable que así abra sus puertas  a una gran avalancha ajena de personas no cívicas, que invaden además el espacio público y todo el entorno residencial en este momento. Cambiará sin duda, su apariencia a más turística. De forma controlada, espero.

Lo que siempre he defendido para el uso del alquiler vacacional, es que la legislación tiene que ser competencia del gobierno autónomo equilibrando su regulación que garantiza el igual de oportunidades, pero con el corsé legal y fiscal para todos, como el que tiene el legal sector extrahotelero  actualmente.

Sobre la legislación, en mi opinión, en una comunidad de propietarios son los dueños quienes también tienen su derecho para marcar la deseada convivencia y así tienen la potestad de la decisión en el posible nuevo uso.

En Madrid el gobierno central a su vez, tendría que cambiar la ley correspondiente, que daría más potestad a la asamblea de la comunidad de propietarios y que así, con una mayoría cualificada podría permitir el uso "vacacional" dentro de una comunidad de propietarios en su origen basado en el uso residencial.

El resto de reglas del juego para garantizar tanto la seguridad jurídica del turista como del gestor turístico, tienen que estar basados en " el equilibrio de la sensatez y la promoción necesaria  de calidad y diversidad en la oferta, para el futuro turístico.

Por otra parte, roza en la introducción muy contra productiva del uso residencial en un complejo turístico con todos sus estructuras y dotaciones, como duele de la misma manera cuando el uso residencial capitalino ( ya incluso en San Fernando de Maspalomas y Mogán) no quiere verse "invadido" por turistas variopintos.

El caso de Las Palmas capital quizás se semeja a Miami Beach, que renació como remodelado destino turístico exitoso. En la decisión, solamente la calidad en equilibrada relacionada con el precio, siempre será el decisivo factor económico de la supervivencia del invento de la denominada "vivienda vacacional”, que requiere además, la gestión reglada de su venta por Internet.

Conclusión

Vivienda residencial o turística. Dos cercanos mundos "opuestos" pero no necesariamente enfrentados. En ambos casos de la supuesta controversia interna en sus tradicionales zonas privilegiadas a penas se ofrecen igualitarios alternativos para el "donde vivir"

* Tom Smulders, presidente de la Asociación de Empresarios de Alojamientos Turísticos de la provincia de Las Palmas.

Acceda para comentar como usuario
Deje su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la de Maspalomas Ahora
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Maspalomas Ahora • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Google+