Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
►w_adblock_title◄

►w_adblock_intro◄

►w_adblock_explain◄

►w_adblock_closed_btn◄

SOCIEDAD

Los metales de Canarias no se explotarán en años, pero son claves para la UE

Los metales descubiertos en los montes submarinos de Canarias quizás no puedan explotarse antes de 20 años

EFE
Miércoles, 19 de abril de 2017
Guardar en Mis Noticias Enviar por email

Los metales descubiertos en los montes submarinos de Canarias quizás no puedan explotarse antes de 20 años, pero suponen ya una reserva estratégica para la Unión Europea, que hoy depende al 100 % de países externos -a veces con condiciones muy complejas- para abastecerse de ellos.

El científico del Instituto Geológico y Minero de España (IGME) que participó en la expedición británica que acaba de descubrir en el monte submarino Tropic el mayor yacimiento conocido de telurio, Javier Crespo, recomienda no centrar el foco solo en ese elemento, sino también en el cobalto y en las tierras raras, dos materiales presentes además en el resto de montes submarinos canarios.

"La dependencia de la Unión Europea los metales considerados estratégicos es total. Casi todos ellos se los tenemos que comprar a terceros países, a estados muchas veces con situaciones geopolíticas complejas que en un momento dado puede dejar de abastecernos de un recurso determinado clave para fabricar ordenadores, o tabletas, o paneles solares", advierte Crespo, en declaraciones a Efe.

Este especialista en geología marina recuerda que la gran mayoría del cobalto que consume la industria de la alta tecnología de Europa y Estados Unidos procede de países del centro de África, algunos de ellos inestables, y que China controla tanto el mercado de las tierras raras como el del telurio, dos componentes claves en los teléfonos móviles, los generadores eólicos o las placas solares.

"China controla más del 90 % del mercado de las tierras raras. Si China, por ejemplo, cierra el grifo por la circunstancia que sea, vamos a tener problemas", subraya este científico, que recuerda que la propia Comisión Europea declaró hace tiempo "estratégicos" metales como los que se encuentran en las costas de ferromanganeso de los montes submarinos de Canarias, porque su falta o encarecimiento "puede hacer tambalear algunos sectores económicos".

Las expediciones realizadas desde principios de esta década por el Instituto Español de Oceanografía, el Instituto Hidrográfico de la Armada y el IGME ya habían detectado que la mayor parte de los montes submarinos situados al suroeste y al noreste de Canarias están recubiertos de costras de ferromanganeso de hasta 20 centímetros de espesor, en las que existen otros muchos metales.

El año pasado, estos tres organismos publicaron en una revista científica internacional que cada tonelada de esas costras contiene en el caso de Tropic, Drago, Echo o The Paps un promedio de 4,7 kilos de cobalto, 2,8 de níquel o 2,4 de vanadio, concentraciones mucho mayores de las habituales en los yacimientos de tierra firmes.

La expedición británica, que se centró en Tropic, ha revelado que este monte puede albergar una reserva de unos 2.670 toneladas de telurio. El investigador del IGME que participó en ella ha precisado a Efe que las concentraciones de telurio en ese monte son altísimas, de 300 partes por millón (300 gramos por tonelada). Es decir, 60.000 veces por encima de lo habitual (0,003 partes por millón).

Ese yacimiento se encuentra a día de hoy en aguas internacionales que España reclama desde hace dos años como suyas, pero aún tiene que pronunciarse al respecto Naciones Unidas. Sin embargo, Echo, The Paps, Drago, Bimbache y el resto de montañas submarinas "abuelas de Canarias" también tienen importantes concentraciones de ese tipo de metales y todas están en las 200 millas de jurisdicción española.

Crespo reconoce que, en el supuesto de que se quisiera explotar un yacimiento así, antes habría que realizar más estudios y desarrollar la tecnología necesaria para un proyecto de minería submarina a gran profundidad, lo que llevaría de 10 a 20 años.

Sin embargo, ya es posible hacerlo. De hecho, subraya, a finales de 2018 está previsto que comience a explotarse un yacimiento similar a 1.600 metros de profundidad en aguas Papúa Nueva Guinea, con costras polimetálicas ricas en cobalto y oro.

Acceda para comentar como usuario
Deje su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la de Maspalomas Ahora
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Maspalomas Ahora • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Google+