Jueves, 27 de abril de 2017
Secciones
Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

La agenda de prioridades

El sector turístico está de enhorabuena

PAULINO RIVERO
Domingo, 16 de abril de 2017
Guardar en Mis Noticias Enviar por email

El sector turístico está de enhorabuena. Las previsiones se cumplieron y la ocupación en Semana Santa ha sido, a juicio de los representantes empresariales, excelente. Hoteles, apartamentos, bungalós, casas rurales, viviendas vacacionales y camping han tenido unos niveles de ocupación desconocidos en la última década. Seguramente la previsión de buen tiempo ha tenido mucho que ver; ahora bien, todo apunta a que la creciente confianza respecto a la recuperación económica está ayudándonos en mayor medida. Los subsectores de sol y playa, el cultural, el gastronómico, el calendario religioso, el empuje de la oferta de actividades de montaña, el tirón del turismo de costa y también el de interior, todos, sin excepción, se están beneficiando de este récord de ocupación y, por lo tanto, de la fortaleza que provocan tan buenos indicadores.

Con alrededor de un 92% de ocupación Canarias lideró la Semana Santa, seguida por Cataluña con un 90%; por su parte, Andalucía superó el 89%, incrementando en más de ocho puntos la ocupación del pasado año en una semana fundamental para medir el momento del sector y de los diferentes destinos. En este orden de cosas merecen igualmente resaltarse los magníficos resultados alcanzados por el turismo de interior, con una ocupación media cercana al 80%. Los datos son contundentes. Esta Semana Santa ha sido muy positiva para todos los subsectores implicados en el turismo. Y, además, lo ha sido en todos los aspectos: ventas, resultados, ocupaciones y gasto por turista. Entre otros factores, cabe recalcarse que a los buenos resultados cosechados ha contribuido el aumento de la demanda interior y el buen nivel de consumo por parte de los extranjeros.

Según Exceltur -asociación que reúne a las 23 empresas de la cadena de valor de la industria turística- la buena marcha va a tener continuidad en esta primavera, con perspectivas muy favorables especialmente para Canarias, el litoral andaluz y Baleares, buenos augurios que se extienden a `comunidades verdes´ como Galicia y Cantabria, así como del interior como es el caso de Extremadura, Navarra y Castilla- La Mancha. Un aspecto relevante, y así destacado por Exceltur, es la nula influencia negativa del Brexit -al menos, de momento-. Las visitas de los británicos han crecido alrededor de un 15%, dándose la circunstancia de que el vicepresidente ejecutivo de la sociedad para la Excelencia Turística, José Luís Zoreda, se ha atrevido a adelantar que no nos sorprenderán datos desfavorables ni en lo que resta de este año ni en 2018.

El PIB turístico ha crecido en España hasta finales del pasado mes de marzo un 4,5%, sobre todo por los visitantes extranjeros. Este aumento sitúa al turismo como el sector que más crece de la economía española, incluso con subidas más altas que las del conjunto del PIB estatal. Este sector se consolida como el carro que tira en gran medida de la economía española. En este orden de cosas, los síntomas de recuperación descansan efectivamente en un sector -el turístico- que apenas representa el 10% del PIB estatal.

Este buen comportamiento en todo el país tiene especial relevancia en Canarias. Nuestro Archipiélago bate récords en la llegada de turistas, con un incremento notable en el gasto turista/día. Las extraordinarias condiciones que nos ha dado la naturaleza, a las que cabe añadir el trabajo que venimos realizando hace años desde distintos ámbitos, hace que en estos momentos tengamos una oferta turística casi imbatible. Somos una potencia mundial. Nos lo debemos creer y, algo aun más importante, tenemos que esforzarnos para ganarnos esa condición.

Nos va la vida en que el sector goce de buena salud, y para comprender su importancia baste recordar que del mismo depende más del 30% de nuestro PIB y más del 30% de los empleos. Es por esto que los buenos datos globales del comportamiento del turismo tengan un mayor impacto en nuestra economía, triplicando lo que representa en el conjunto del Estado. Es nuestro motor. Es el eje sobre el que vertebrar la diversificación de nuestra economía.

No debemos caer en el conformismo. Todo lo contrario, tanto desde la perspectiva pública como de la privada el objetivo de mejora de la calidad de la oferta debe ser un reto permanente. Las extraordinarias condiciones que nos ha dado la naturaleza hay que complementarlas con un trabajo permanente para mejorar en precios, reforzar la formación para mejorar el servicio, propiciar una mayor implicación de la sociedad y de todas la instituciones en el trato al visitante, fomentar el respeto máximo al paisaje,al cielo o al mar, así como cuidar los pequeños detalles para facilitar el confort de quienes apuestan por nosotros, sin olvidar la actualización y renovación de la planta alojativa y de las infraestructuras. Estas tareas deben mantenerse en lo alto de nuestra agenda de prioridades. El sector exige que no se baje la guardia ni el ritmo de trabajo con estos compromisos.

Acceda para comentar como usuario
Deje su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la de Maspalomas Ahora
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Maspalomas Ahora • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Google+