Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Filtraciones interesadas y otras indignidades (1)

Quieren que la Ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, comparezca ante el Pleno.

JOSÉ FRANCISCO FERNÁNDEZ BELDA
Lunes, 9 de enero de 2017
Guardar en Mis Noticias Enviar por email

En esta situación extraña que se vive en España en el terreno político, con los partidos mayoritarios preparando sus congresos, los políticos que pretenden perpetuarse no dudan en utilizar cuantas armas tienen a su alcance, por innobles y miserables que sean, para intentar laminar a sus rivales políticos. Y si esto es malo entre partidos rivales, envilece la auténtica política, resulta del todo siniestro cuando se utilizan torticeramente medios del Estado para obtener información que perjudique a otro militante de su misma formación para colocarse mejor ante los miembros de su ejecutiva o frente a los siempre controvertidos compromisarios, por no decir manipulados, que han de votarles en los congresos. Y es que, decía Konrad Adenauer, “hay enemigos, enemigos mortales y compañeros de partido”.

Ejemplo de este tipo de actuaciones he habido muchos, que han acabado a veces injustamente con la carrera política de mas de un político o ministro, pero tal vez la última haya sido la filtración interesada, parcial y oscura a un medio de comunicación, del dictamen “evacuado” el 20 de octubre de 2016 por el Consejo de Estado sobre el accidente del Yak-42 acaecido el 26 de mayo de 2003. Para mas INRI, asunto ya juzgado y sentenciado en firme hace años.

Y como en el mundo de la trapacería partidista, volvía a apostillar Adenauer “en política, lo importante no es tener razón, sino que se la den a uno”, el PSOE quiere que el Congreso vuelva a debatir sobre el accidente del Yak-42, “tras conocerse el informe del Consejo de Estado que señala la responsabilidad del Ministerio de Defensa que dirigía entonces Federico Trillo”, dice El País que se dice allí. Quieren que la Ministra de Defensa, Dolores de Cospedal, comparezca ante el Pleno. Si sale tocada, no por responsabilidad propia sino por la encerrona que le están urdiendo, otro punto y pelota y otra pieza cobrada para la intrigante Soraya Sáenz de Santamaría en la carrera sucesoria. Trillo, obviamente no es el objetivo del PP ni del PSOE, con seguridad saldrá bien del trance, a lo sumo con algún rasguño, pero así se siembra la infamia sobre quien lo nombró Ministro de Defensa en el año 2000: José María Aznar. Simplemente maquiavélico y como decía Aldous Huxley, “cuanto más siniestros son los deseos de un político, más pomposa, en general, se vuelve la nobleza de su lenguaje”.

Si en vez de recurrir a las filtraciones parciales interesadas publicadas, se lee el propio Dictamen de marras, se pueden despejar ciertas dudas y adquirir certezas morales sobre su oportunidad e intencionalidad real. En su encabezamiento dice: “En cumplimiento de la Orden de V. E. de 20 de mayo de 2016, ..., el Consejo de Estado ha examinado el expediente relativo a las solicitudes de indemnización formuladas por los familiares de los militares españoles fallecidos en el accidente aéreo ocurrido el día 26 de mayo de 2003 en Trabzon (Turquía) cuando regresaban a territorio nacional procedentes de Afganistán, donde habían participado en una misión internacional”. Y este dictamen se remite al Excmo. Sr. Ministro de Defensa, que en la fecha en que fue recabado, era Pedro Morenés. Y cabe suponer que se solicitó con conocimiento del Consejo de Ministros, presidido por Mariano Rajoy.

Conviene ahora resaltar, cuando tanta gente habla y opina sin haber leído el texto completo sino párrafos sacados de contexto las más de las veces, que el asunto a dictaminar eran las solicitudes de indemnización, no las causas del accidente aéreo, de las que se tratará en otro artículo. Y concluye el Dictamen de 82 páginas con una frase lapidaria: “En mérito de lo expuesto, el Consejo de Estado es de dictamen: Que procede desestimar las reclamaciones sometidas a consulta”. V. E., no obstante, resolverá lo que estime más acertado”.

Acceda para comentar como usuario
Deje su comentario
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la de Maspalomas Ahora
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Maspalomas Ahora • Aviso legalPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Google+